La sostenibilidad invisible

septiembre 28, 2016

La sostenibilidad invisible

Calentamiento global, cambio climático, sostenibilidad… Palabras que se han hecho cotidianas, pero que son recientes, porque explican conceptos relacionados con un problema que se inició con la revolución industrial y representa la mayor amenaza con la que se ha enfrentado la humanidad en toda su historia: nuestra casa, la Tierra, está enferma. Y nosotros somos los culpables. Analicemos las causas de este desastre.

En agosto de 1955, la revista LIFE publicó un artículo titulado “Una vida de usar y tirar” que dice: “Los artículos desechables reducen las tareas del hogar”. La foto que aparece en el artículo muestra a una familia arrojando felizmente al aire platos, vasos y demás artículos desechables. Se había inaugurado la era de los plásticos.

Imagen sostenibilidad

Sesenta años después, el plástico se ha “adueñado” de nuestras vidas: nos despertamos con la alarma de un móvil de plástico, escribimos con un boli de plástico, pagamos con una tarjeta de plástico… Y supongo que todos nos preguntamos por el precio de esta invasión. En 1997, el marino Charles Moore descubrió la Gran Mancha de Basura del Pacífico. Se trata de una gran mancha formada por dos áreas más pequeñas, que se juntan y que se extienden desde Hawái hasta Japón. Tiene 10 metros de profundidad y suma 100 millones de toneladas de desechos.

Mapa sostenibilidada Plástico sostenibilidad

Pero el problema no solo reside en la generación indiscriminada de residuos; la cultura del consumismo y el despilfarro que practicamos en los países desarrollados, contribuyen a que la contaminación de nuestro planeta se acerque cada vez más a un punto de no retorno.

La sostenibilidad es un término que define la solución, expresando cómo debe ser la relación entre nosotros y el planeta en el que vivimos:

Sostenibilidad es atender a las necesidades actuales sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer las suyas, garantizando el equilibrio entre crecimiento económico, cuidado del medio ambiente y bienestar social (es lo que se conoce como Triple Vertiente de la Sostenibilidad)”

¿Hay solución? ¿Qué podemos hacer? Si hacemos unos simples cálculos, podemos llegar a conclusiones muy esperanzadoras.

Cada español genera 435 kg de residuos al año, el 55% de los cuales va al vertedero (fuente Eurostat, año 2014). Si aumentamos el reciclaje y reducimos el consumo, disminuyendo en un 10% los residuos del vertedero, reduciríamos 731.381.160 toneladas al año, equivalente a cubrir toda la ciudad de Madrid (606 km2) con una capa de residuos de 1.2 metros de altura.

Cada español consume 130 litros de agua al día (fuente INE, año 2013). Si reducimos un 30% el consumo de agua, con ese ahorro podría beber toda la población de África.

Creo firmemente que, si cada uno de los habitantes del mundo reducimos el consumo innecesario, aumentamos el reciclaje y formamos solidariamente el Ejército Anónimo de la Sostenibilidad Invisible, que no necesita de grandes campañas de prensa ni frases grandilocuentes, que se sustenta en el amor por el mundo en que vivimos, que está formado por todos los seres humanos, seremos capaces de legar a las generaciones venideras un mundo mejor.

-“El auténtico conservacionista es alguien que sabe que el mundo no es una herencia de sus padres, sino un préstamo de sus hijos”. J.J. Audubon



Dejar un comentario