¿Por qué es tan necesaria el agua limpia para todos?

diciembre 21, 2016

¿Por qué es tan necesaria el agua limpia para todos?

Objetivo número 6 de Desarrollo Sostenible para 2030 planteado por Naciones Unidas:

Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos.

Así leído, en la página de la ONU, suena bastante lejano, cuando hay muchas personas a las que el problema les toca muy de cerca. Analicemos, entonces, qué quiere decir este objetivo. ¿Por qué es tan importante? ¿Qué retos a corto plazo tiene la humanidad y qué tienen que ver con el agua?

Miles de millones de personas siguen enfrentando a diario enormes dificultades para acceder a los servicios más elementales. Sí, quizá de repetirlo tanto le restamos importancia. Pero es una realidad que no cambia. Investiguemos un poco los datos más elocuentes:

    • La escasez de agua afecta a más del 40% de la población mundial.
    • 2.400 millones de personas carecen de acceso a servicios básicos de saneamiento, como retretes y letrinas.
    • Más del 80% de las aguas residuales resultantes de la actividad humana se vierte en los ríos o en el mar sin ningún tratamiento, lo que provoca su contaminación.
    • Aproximadamente 1.800 millones de personas en todo el mundo utilizan una fuente de agua potable que está contaminada por restos fecales.
Y esta contaminación ¿qué impacto tiene?
    • Las enfermedades relacionadas con el agua siguen estando entre las principales causas de fallecimiento de niños menores de 5 años;
    • 800 niños cada día mueren por enfermedades diarreicas asociadas a la falta de higiene.
    • Sin garantía de agua limpia y saneamiento es imposible lograr los objetivos de desarrollo relativos a la salud y a la igualdad de género
    • La mala gestión de recursos hídricos dificulta la planificación en la producción de alimentos y la preservación de nuestros ecosistemas, siendo estos esenciales en la lucha contra el cambio climático.
¿Qué coste tendría solucionar este problema?

Según un estudio realizado por el Grupo Banco Mundial, UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS) se calcula que la ampliación de los servicios básicos de agua y saneamiento a las poblaciones desatendidas costaría 28.400 millones de dólares al año entre 2015 y 2030, o el 0,10% de la producción total de los 140 países incluidos en el estudio.

Y si no quisiéramos solucionarlo ¿cuál sería este coste?

Evidentemente, como casi todo en la vida, no afrontar los problemas supone también un coste. Es el llamado coste de oportunidad. Para el tema que analizamos, es complicado hablar de costes: a fin de cuentas nos referimos a vidas  que tienen un valor incuantificable. Pero en un apartado puramente económico el impacto de no invertir en agua y saneamiento se calcula en el 4,3% del producto interno bruto (PIB) de toda África Subsahariana. El Banco Mundial estima además que el PIB de la India se reduce en un 6,4% debido a las consecuencias y los costos económicos de la falta de saneamiento (el PIB de la India está próximo a alcanzar los $2.000.000.000.000 en 2016).

A este coste económico hay que añadirle que sin una mejora en las infraestructuras y sin una gestión más eficaz, millones de personas seguirán muriendo cada año y se seguirá perdiendo biodiversidad y resiliencia de los ecosistemas, socavando la prosperidad y los esfuerzos realizados en pro de un futuro más sostenible. Un coste muy alto que afrontar.

Y en todo esto, ¿cuál es mi papel como ciudadano?

La sociedad civil tiene el deber de trabajar para exigir que los gobiernos rindan cuentas, invertir en investigación y desarrollo de los recursos hídricos y promover la inclusión de las mujeres, los jóvenes y las comunidades indígenas en la gobernanza de los recursos hídricos. Si los gobernantes no ven que este factor preocupa a la población, no van a tomar medidas contra él.

Por ello, concienciar sobre estos cometidos y convertirlos en medidas concretas producirá resultados ventajosos y conllevará una mayor sostenibilidad e integridad de los sistemas humanos y ecológicos. Introducir y absorber estas medidas en nuestros hábitos del día a día. En nuestros trabajos y vidas personales. Porque tener que fomentar un futuro sostenible para los que vengan después de nosotros. Un esfuerzo que a pesar de parecer generosidad, es para ti.

 



Dejar un comentario


Te puede interesar

8 ONGs PARA HACER VOLUNTARIADO EN 2019
8 ONGs PARA HACER VOLUNTARIADO EN 2019

diciembre 05, 2018

Como empezó todo. El inicio de AUARA
Como empezó todo. El inicio de AUARA

noviembre 28, 2018

Historia de vida, Mary Mwende
Historia de vida, Mary Mwende

noviembre 21, 2018