Nuestros proyectos en seguimiento

noviembre 07, 2018

Nuestros proyectos en seguimiento

Una de las características de los proyectos de AUARA es que hacemos seguimiento durante cinco años.

¿Por qué? Porque son infraestructuras que necesitan un mantenimiento más o menos complejo. ¡Si no se realizara, el pozo, el depósito o la infraestructura que sea, terminaría sin funcionar y a veces por una pieza que no cuesta más de 3 euros!

Rehabilitación pozo Meyos

El proyecto consiste en la rehabilitación de un pozo en un centro preescolar comunitario (CPC) del campamento baka de Meyos en la región de Dja y Lobo de Camerún.

El pozo fue construido por una ONG que dejó hace tiempo la zona y su mantenimiento se dejó de hacer. Además, el pozo se secaba en la temporada seca por lo que se tuvo que reprofundizar 6,8 metros más.

Para garantizar que esta infraestructura permanece en funcionamiento se pone en marcha un sistema de control y mantenimiento.

Tras un año en funcionamiento podemos decir, porque así nos ha informado Zerca y Lejos, que:  

  1. El pozo rehabilitado lleva más de un año en funcionamiento.
  2. El pueblo baka de Meyos tiene acceso a agua durante todo el año
  3. La población baka de Meyos realiza hábitos saludables respecto a agua y saneamiento.
  4. Los controles de mantenimiento de la infraestructura están funcionando.

Deposito Imi Ni Tizgui

El proyecto consiste en la construcción de un depósito para abastecer de agua a la aldea de Imi Ni Tizgui en el valle de Tessaout del Alto Rif Marroquí.

Una vez construido el depósito, se realiza la instalación de tuberías para llevar agua hasta la puerta de las casas, así como las necesarias para la evacuación de aguas negras. 

Para controlar la gestión y mantenimiento de la infraestructura se crea una asociación. Cada familia paga una cuota fija de 10 dirhams/mes y 3 dirhams por m3 de consumo de agua, este consumo se controla mediante la lectura mensual de los contadores de cada casa.

Este ingreso supone que la asociación obtiene como media unos 750 dirhams al mes, de los cuales utilizan 400 dirhams para pagar el consumo de la luz de la bomba y los otros 350 dirhams los ahorran para en caso de futuras averías abonar las reparaciones. Todas las casas abonan estos conceptos regularmente y sin problemas y hasta ahora solo se les ha roto una tubería que estaba poco enterrada, que cambiaron en una semana, por lo que todo el sistema funciona a la perfección. La pieza cambiada se ha pagado con el dinero de la asociación.

Desde enero de 2018 hay 52 familias que han conseguido acceso a agua potable. Las niñas y mujeres no están obligadas a recoger agua del río y cargar de vuelta a casa pesados bidones. Los niños van aseados gracias al acercamiento del agua a las casas. La salud de la aldea entera ha mejorado gracias a la potabilidad del agua que beben y con la que cocinan. 

Baños Roka

Construcción de diez cuartos de baño para familias con al menos un miembro infectado de VIH en Roka, Camboya.

Hace años, un médico sin licencia reutilizó jeringuillas con diferentes pacientes. Se infectaron más de 270 personas. El SIDA se ha cronificado pero la estigmatización de los enfermos no deja de existir, no se pierde el miedo a ser contagiado.

¡Estos baños proporcionan a los enfermos un respiro! Al tener un cuarto de baño propio, es menos probable que se contagien de cualquier enfermedad oportunista, las mujeres no corren riesgo de agresión sexual y sufren menos la estigmatización por el VIH/SIDA ya que no tienen que compartir zonas comunes para lavarse.

La Diócesis de Battmbang y la recientemente creada ONG KBO son los responsables de la ejecución y seguimiento del proyecto. 

Nos mandan tres veces al año el testimonio de un beneficiario y la situación del baño. En todos los casos nos estamos encontrando con que los baños están bien cuidados y diariamente se limpian.

¿Se puede pedir más?



Dejar un comentario