LA RESPUESTA ESTÁ EN LA NATURALEZA

julio 10, 2018

LA RESPUESTA ESTÁ EN LA NATURALEZA

¿Hemos tocado techo?

Durante el desarrollo de la humanidad se han alcanzado, para resolver diferentes problemáticas relacionadas, sobre todo, con la energía y el agua, avances tecnológicos cada vez más complejos y utilizando recursos más difíciles de conseguir.

Sin embargo, parece que, en nuestro tiempo, hemos llegado a un punto en el que los últimos avances nos envían de vuelta al pasado, como si hubiésemos llegado al techo del desarrollo en algunos campos. El factor culpable de todo esto no es otro que la SOSTENIBILIDAD.

Inundaciones

Con la llegada del cambio climático, están siendo cada vez más frecuentes los periodos de inundaciones y de avenidas extraordinarias en ríos y cauces. Pero, os contaré algo, estas crecidas no solamente se deben al suceso de lluvias extremas. En gran medida, el pavimentado que impermeabiliza calles y aceras, la aparición de zonas de cultivo en sustitución de bosques y arbustos, la canalización de ríos, etc. provoca que el agua que anteriormente se filtraba al suelo y era retenido por las raíces, ahora circule sin resistencia en forma de lo que llamamos escorrentía, provocando inundaciones en la superficie. Lo vais a entender muy bien en el siguiente vídeo:

En este sentido, las presas ayudan mucho a retener estas crecidas, laminando las avenidas, pero no siempre es suficiente. Por ello cada vez son más comunes actuaciones como la recuperación del río Arga (ver vídeo) o los ya famosos SuDS (Sustainable urban Drainage Systems).“Los SuDS imitan la naturaleza y gestionan la precipitación cerca de donde cae”.

Un suelo permeable con la finalidad de sacar la escorrentía superficial de las calles.

fuente: https://www.iagua.es/blogs/ana-abellan/drenaje-urbano-sostenible

Depuración

Y en la depuración de aguas ocurre lo mismo que en las inundaciones, ¡la solución ya estaba inventada por la naturaleza! El proceso de depuración de aguas que utilizamos en las grandes ciudades no hace más que facilitar a las bacterias que se crean naturalmente en el agua la digestión de los microorganismos perjudiciales. Se depura para devolver al río un agua de suficiente calidad que no perjudique el ecosistema.

Pero, como decíamos al inicio, la tecnología está volviendo a utilizar a la naturaleza como maestra, y comienzan a ser más numerosas las instalaciones como las del siguiente vídeo, que utilizan la capacidad de las macrofitas para inyectar oxígeno al agua, ahorrando dinero, energía, eliminando el uso de químicos, etc. ¡TODO VENTAJAS!

Parece que está claro. La ciencia avanzará hacia técnicas más sostenibles y respetuosas con el medioambiente, utilizando el ingenio e imitando a la naturaleza. Y no por moda… ni mucho menos. Si no porque, realmente, no nos queda otra alternativa si queremos llegar a tiempo a cuidar el planeta en el que vivimos.



Dejar un comentario