Agua, su día: 22 de marzo. Dia mundial del agua

marzo 16, 2016

Agua, su día: 22 de marzo. Dia mundial del agua

Sustancia líquida sin olor, color ni sabor que se encuentra en la naturaleza en estado más o menos puro formando ríos, lagos y mares, ocupa las tres cuartas partes del planeta Tierra y forma parte de los seres vivos; está constituida por hidrógeno y oxígeno ( H2 O).

El agua es algo más, no sólo 3 átomos unidos mediante enlaces: Es vida.

Es el elemento más imprescindible para el ser humano. El cuerpo humano está compuesto en un 70% de agua, el cerebro se compone en un 70% de agua, la sangre en un 80% y los pulmones se componen en un 90% de agua. Un ser humano sólo podría subsistir sin beber agua entre 3 y 5 días.

En el mundo, hay 700 millones de personas sin acceso a agua potable. Es una cifra que iguala la población de Europa o supera por dos la de Estados Unidos, casi nada…

Hoy 16 de marzo, sólo quedan 6 días para el 22 de marzo: día mundial de agua, aprovecho la ocasión para compartir con vosotros vivencias con las cuales muchas personas que hayan estado en terreno, en países de pobreza extrema, se sentirán identificados.

Me encontraba en Etiopía en febrero de 2015 en una casa como cualquier otra en un pueblo como tantos otros, llamado Muke Turi.

tierra

Era una casita acogedora, no tenía agua corriente, ni electricidad. Lo primero que me llamó la atención nada más entrar, es que en la cocina no había un espacio donde se supone debía estar el fregadero con su correspondiente grifo... y cuando fui profundizando… ¿y el baño?

Fui intuitivamente “al fondo a la izquierda” para buscarlo, seguí andando…y aún un poco más. Precisamente el baño no estaba al fondo a la izquierda, estaba un poco más al fondo… tan al fondo que estaba fuera de la casa a unos 100 metros. Mi sorpresa y el redoble final fue cuando vi que era un agujero en el suelo, una letrina. Había oído lo que es una letrina, pero nunca me había enfrentado a una.

El primer día cuesta ponerte en situación, pero después de la primera visita al “cuarto de baño” por la noche, a oscuras, uno se acostumbra. Lo mejor es la “ducha”. Ésta consistía en una jarrita que llenas con agua almacenada en un barreño de 70 litros que estaba fuera de la casa. El reto de cada mañana era conseguir lavarte y aclararte con un litro y medio de agua, con jabón y todo... ¡Pero…se consigue!

Imagínate cocinar con el mínimo agua posible, se hacen verdaderas maravillas para aprovechar hasta la última gota.

Uno de los principales problemas en África es la poca educación en torno a la higiene, es igual de importante tener agua como saber utilizarla y el simple gesto de lavarte las manos o la cara con agua, te libra de enfermedades como conjuntivitis o diarreas.

IMG_8538

Durante ese mes también tuve la oportunidad de visitar la región de Afar. El desierto de Danakil, es la zona más seca de todo el planeta. Está situado en el Cuerno de África, en la depresión de Afar, muy cerca del mar Rojo.

Allí regularmente se forman auaras, que son unas tormentas de arena, tan cálidas y cargadas de arena, que causan la sensación de que el cuerpo se está quemando. ¿Te suena el nombre? En la región de Afar vive una etnia africana, los afar. En Etiopía suman un millón y medio de personas. Es una tribu nómada y hacen sus chozas, llamadas ari, con ramas y telas, que mueven regularmente en busca de fuentes de agua para sus animales, en especial durante la temporada seca. Sus duchas son de humo y el poco líquido que beben es sangre o leche de camello.

Ahí te das cuenta realmente del problema de no tener acceso a agua potable. Hace un calor terrible, la temperatura puede llegar a los 57ºC, es todo arena, desierto. Además, para prevenir la malaria, untaba las partes visibles de mi cuerpo con spray antimosquitos, incrementando la sensación de agobio.

Lo llaman el infierno en la tierra. Las mujeres de la tribu viajan de 15 a 20 km todos los días para recoger leña y acarrear agua. Te preguntas en varias ocasiones ¿por qué?... ¿por qué viven aquí?, con este calor, en el desierto… Y te das cuenta después de conocerles….es que Afar, el desierto, es su territorio, sus costumbres y tradiciones. Esto es lo bonito de viajar y estar en terreno: conocer culturas y personas de primera mano.

¿Y cuando llegas a Madrid? Qué sensación tan inexplicable es la de abrir un grifo, ver que cae agua, agua potable, con la que te duchas y tiras de la cadena. Agua que puede salir fría o caliente según demandes. Magia pura. Magia diaria que se nos olvida apreciar. De ahí vino nuestra inspiración. Del agua y de su escasez. De apreciar su gran valor. Me gustaría terminar animando a todo el mundo a reflexionar sobre ello y visitar www.diamundialdelagua.org Apreciar y valorar un segundo lo que significa abrir un grifo y hacer magia.



Dejar un comentario