Reciclar para reducir las emisiones

enero 30, 2019

Reciclar para reducir las emisiones

Cada 28 de enero se celebra el Día Mundial por la Reducción de las Emisiones de CO2, que tiene como objetivo concienciar y sensibilizar sobre el cambio climático y los impactos medioambientales que ocasiona en el planeta.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), creado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP) y la Organización Meteorológica Mundial (OMM), trabaja desde 1988 para analizar las causas y consecuencias del aumento de la temperatura y el impacto directo que tiene la mano del hombre. En 2013 publicó su quinto informe, en el que aseguraba que el cambio climático es real y las actividades humanas son sus principales causantes.

Cuando el IPCC publicó este informe quedaban dos años para que se aprobase el Acuerdo de París de 2015. Este acuerdo representa el compromiso al que llegaron los gobiernos de 195 países durante la Cumbre del Clima, celebrada en la capital francesa, para reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero y limitar el aumento de la temperatura media mundial por debajo de los 2 grados centígrados (y lo más cerca posible de 1,5 grados) de cara a 2100.

El pasado mes de octubre, el IPCC presentó el Informe Especial sobre el Calentamiento Global de 1,5 grados, que alerta de que las consecuencias y los costes de un calentamiento global de 1,5 grados Celsius serían mucho peores de lo esperado. Según este estudio, los 2 grados podrían alcanzarse en tan solo 11 años, y casi con total seguridad dentro de 20 años, si no se reducen ya las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y se lleva a cabo una revolución hacia una economía neutra en carbono. Los datos no son nada halagüeños: en 2018 las emisiones mundiales de CO2 volvieron a crecer un 2,7% marcando un nuevo récord, debido a los combustibles y a la industrialización.

COMPROMISO CON EL MEDIO AMBIENTE

Como empresa social, AUARA está comprometida con la gestión responsable y con el medio ambiente. Así, hemos sido la primera marca de agua mineral de Europa en fabricar la totalidad de sus botellas con plástico R-Pet 100% reciclado, evitando así el consumo de petróleo y contribuyendo a la sostenibilidad del planeta.

Con nuestras botellas R-Pet reducimos en un 16% la huella de carbono desde la fabricación hasta la entrega respecto al PET estándar, y en un 84% durante el proceso de fabricación respecto al vidrio.

En 2018 hemos conseguido reciclar cerca de 95.000 Kg de plástico (lo que representa un incremento del 61,7% con relación a 2017) y hemos reutilizado el equivalente a cerca de 4 millones de botellas de plástico para fabricar las que utilizamos para comercializar nuestra agua mineral. Desde 2016, gracias a la venta de agua AUARA, se han reciclado más de 138 toneladas de plástico, que se traducen en el ahorro de más de 226.000 litros de petróleo.



Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.